Quienes no tuvieron la oportunidad de navegar por el encandilado océano de la música algunas decenas de años atrás, nunca podrán decir que han experimentado las verdaderas sensaciones que solamente canciones como las de Electric Light Orchestra (ELO) supieron ofrecernos.

Ellos empezaron su recorrido inspirados en lo más notable de los chicos de Liverpool y tuvieron marcadas inspiraciones en la música clásica, lo que los llevó a producir verdaderas sinfonías en el rock progresivo de los principios de los años 70.

Establecidos en el ambiente artístico con una identidad propia y de la mano de Jeff Lynne y Roy Wood, lograron elaborar verdaderas joyas en el rock que los distinguieron del resto de los artistas de la época, además, habían logrado incorporarle a su sonido un matiz especial originado de las cuerdas bien dirigidas y muy soñadas.

El finalizar de los 70 se vio alimentado con los nuevos sonidos de E.L.O. que ya por entonces ofrecía argumentos de sobra para imponerse con holgura frente a toda la cabalgata de experiencias que se sucedieron en la época de la música disco.

Su disco “A New World Record”, quizás surge en el mejor momento de sus carreras y nos transporta a las primeras eras de su música, con sus cortes a lo Beatle, sus melodías pop rock, pero también con baladas que harían ensimismarse al más apático de los escuchas.

Fue, en su época, disco número uno en Canadá y Australia, número cinco en América y seis en Inglaterra, pero fueron inmortales para la esencia del rock con temas como “Do Ya”, “Rockaria!”, “Shangri-La” y Telephone Line.

Una muestra de la maravilla que supo producir E.L.O. la podemos apreciar en el siguiente videoclip.

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=EZB-DUCrhVQ 350 270]

Fuente: Ocio Joven

Imagen: Merlín

Tags Blogalaxia: , , .

Bajar el Audio [audio:http://www.rockambul.com/?p=427.mp3]